RELATOS

Plan / 2

In Cosas que pasan, Plan, Relatos on febrero 26, 2008 at 1:03 pm

La novia no se despega del novio. Ese hogar es fuerte, digo. Mi amiga lo niega porque es más sensible que yo: ese hogar se cae a pedazos. La fiesta no está mal pero nadie se vuelve loco. Compramos más cerveza porque un vino sería un gesto excesivo. Nadie se vuelve loco. A mi amiga le gusta el Novio y a mí me gusta la Novia y la cerveza con espuma.
Entre esperar a ver qué pasa y hacer que pase hay un gesto de por medio: paso mi mano por la cintura de la novia y la llevo con una excusa tonta, dónde queda el baño o salvame de esta chica que no para de hablar. Eso no deja de ser cierto: una chica de muecas desproporcionadas a veces logra imponer su voz a la música mientras su cuerpo dice todo el tiempo algo recargado sobre las convenciones sociales y las maneras de relacionarse que tienen todos los humanos menos ella. 
La agarro de la cintura y mido cuánto apretar. Cuando nos separamos del grupo quito mi mano, y en ese movimiento noto que efectivamente la Novia tiene un culo de puta madre. Apenas lo toco. Pido disculpas con un gesto que intenta explicar que me empujaron, aunque no hay nadie cerca.
Miro a mi amiga: tiene su mano sobre el hombro del Novio.
Este hogar se cae a pedazos y nosotros vamos a vender los escombros.
Entonces me equivoco: le pregunto quién era la chica de la remera roja, la que me tocaba la cola. Ella no la conoce. Conoce al de remera a rayas que la está besando. Es inglés y cuando dice pija todos se ríen porque le cuesta pronunciar la j. La Novia me cuenta todo eso pero está ausente. Yo le miro las tetas y ella no lo nota: todo su cuerpo está conmigo pero ella está debajo de la mano de mi amiga, encima del hombro del Novio. La distracción me cuesta cara y ella ahora es un ama de casa en pie de guerra. No termina sus frases, nada le importa. Se toma el pecho con la mano y sin darse cuenta mueve la tela de su vestido y descubre una parte menos bronceada de una de sus tetas. Me muerdo los labios porque sé que perdí. De nuevo. Intento retomar y le tomo la cintura. Ella me saca la mano. Vio la mirada de mi amiga. Tiene que proteger a su manada. Veo la furia y grito el nombre de mi amiga. Que no hay más cerveza, le digo, que compre otra. Mi amiga al principio no entiende pero después no hace falta nada más. Saca su mano del hombro del Novio y se va a la barra.
Una vez allí le digo que me salió mal.
Vemos cómo la Novia toma del brazo al Novio y se van al fondo de la fiesta. Discuten.
Te salió perfecto, me dice mi amiga.

Anuncios
  1. y el gilun se creia que la habia cagado, si la amiga dice que salio bien, salio bien!

  2. Coincido con Nardo. Y si ella te dice que ese hogar se cae a pedazos, ese hogar se cae a pedazos… Ellas siempre lo saben.

  3. Es tan bueno que me terminás haciendo creer que romper hogares es una tarea bastante noble.
    Hay que empezar a sincerarse: las novias de los demás tienen una tendencia inevitable a partir la tierra con el culo.

  4. no cabe la menor duda que romper hogares cordobeses es una tarea noble. quizás asi, además de sincerarnos logremos una comunidad más honestamente amable.

  5. Absolutely d’accord con la nobleza del gesto. Es más, kiero el secreto de tu amiga pq -a pesar de mi vasta experiencia en el campo- últimamente me he encaprichado con un hogar hecho trizas (x su propio peso) pero q, aún así, se resiste inexplicablemnete a la detonación final…
    Saludos!

  6. ufff quebuenos estos dos tex !

    abrazos

  7. Tres cosas para el que ocupa tu cuerpo que no sos vos:
    1-Al menos los cimientos se movieron, dalo por hecho
    2-La manada hay que protegerla siempre, sea como sea
    3-Y si, nosotras CASI siempre sabemos…

  8. A ver…

    A esta altura, sin el menor resto de orgullo procedo a la chupada de medias: Emanuel Rodríguez es un derecho humano, y José Playo también.

    Poder leer esto es un derecho humano, máxime cuando vengo de ver cómo una ex besaba y bailaba con un pibe. No la quiero, ni cerca, pero nunca es lindo ver a una ex en actitud de triunfo, mientras uno sabe que es evidente que se ha ganado la copa al más perdedor de la noche. Un campari con naranja por favor.

    Es al pedo, me hubiese pedido un vino en caja arremangado y daba lo mismo, a este muerto no lo levanta nadie!

    Un abrazo!

  9. Nardo: si ella lo dice…

    Maxi: Lo huelen. No sé cómo hacen.

    Martín: La tienen, sí señor. Y romper hogares puede ser una tarea noble. Hay hogares terribles.

    Plan two: Eso, eso. Vos siempre lo podés decir mejor.

    Gala: Paciencia y unos labios rojos rojos como el interior de una fruta roja roja.

    Marié: Gracias.

    Euge: 1. ¿vos decís? 2. a la manada hay que protegerla, y a la mamada hay que alabarla. Y si hubiera podido evitar esa grosería no sería yo el que ocupa mi cuerpo sin ser yo! 3. y sí.

    Leandro: yo soy un derecho pero Playo creo que es zurdo. Igual no sabe jugar muy bien al fútbol. Probá el campari con tónica, más amargón. Más para levantar muertos. Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: