RELATOS

Velocidad

In Cosas que pasan, Margaritas on noviembre 26, 2007 at 5:28 pm

Voló durante una hora.
51 años y cuatro carcinomas invasivos.
¿Qué parte de mi mamá despertó el diagnóstico del médico?
¿Hubiera saltado en parapente, volado una hora sobre las sierras riojanas, abrazado al instructor y sonreído hasta dormirse, mi mamá, si no le hubieran dicho que el 5 de diciembre enfrentaría una operación riesgosa?
La intensidad del miedo es la medida de su vitalidad. Un rato antes de que la pasaran a buscar le avisaron que podría dejar de alquilar. Una casa propia, un plan de vivienda: mi mamá hizo la cuenta y le dio más de 30 años de alquilar casas, departamentos y negocios. “Una buena”, dijo, y se puso el traje para saltar en parapente.
Ha construido en menos de un mes el resumen de sus virtudes, y viaja en 4 x 4 hacia la cima del cerro.
El instructor le da las pautas. No hay temor en la cara de mi mamá, aunque sí nerviosismo por la inminencia de una sensación de poder. Salta. Se mantiene en el aire, detenida por las corrientes de viento. Sonríe inmensa, eternamente.
Pasan los 15 minutos acordados, pero el instructor la ve feliz y también disfruta. Le regala un rato más, 45 minutos más. Mi mamá ve dos cóndores que vuelan cerca. Uno le pasa por arriba, otro por abajo. Ve la ciudad, el llano, el río seco. Ve el cielo más cerca, la cima del cerro desde arriba, sus nietas.
No sé qué habría pasado conmigo si hubiera crecido con la imagen de mi abuela haciendo parapente. Acaso sabría, entonces, el significado de la sorpresa en el rostro de mis sobrinas.
Baja y abraza a su hermana. Un tejido se recompone en el límite de las cosas.
Mañana llega a Córdoba.
Pasado mañana necesitaremos donantes de sangre y una máquina que se llama sutura mecánica.
En unos días Julito, su doctor, le va a sacar cosas que le hacen mal: tumores, órganos inútiles y 51 años sin volar en parapente.
El día del vuelo me llamó.
“Después de la operación me tiro en ala delta”, me dijo.
Me acordé de ella haciendo pan, vendiendo seguros, haciendo ladrillos en un terreno desierto y caluroso. De ella cocinando, de ella limpiando la casa. Me acordé de ella en la tierra. Cuántas cosas que no sé de vos, le dije.
“Me faltó velocidad”, me contestó.

Anuncios
  1. El silencio de mi casa me invadió. Me quedé sin palabras.
    Mucha fuerza, desde acá te mando un monton de buena energia para pasar estos momentos dificiles.

  2. Pensé en enviarte un mail, pero que puede hacer alguien como vos con un mail de alguien como yo… mas que eliminarlo al no conocer mi nombre. Aca es mas seguro que te lleguen mis palabras. Me colgue lamentandome al año pasado cuando decidiste cerrar el blog, y hoy me dije “será que volvio? a verrr…” me encanta leerte nuevamente, tus palabras siempre dejan huella.

  3. que mierda le va a faltar velocidad a esa mujer!!!!!

  4. che, yo soy A-rh negativo si de algo les sirve
    me encantaría cambiarle a tu vieja un litro de sangre por una torta de chocolate jeje

  5. Si yo fuera mamá, me encantaría que mi hijo escriba estas cosas de mi.
    Si yo fuera hija de tu mamá, me encantaría poder verla volar.

    Pequeñitas coas en el medio del desierto.

    Besotes grandes ema.

  6. velocidad? a mi me falta velocidad.
    soy A positivo y de córdoba capital. para lo que necesiten, a cambio de nada, o sí, que tu vieja me toque las manos.
    estoy más qe sana para donar sangre de verdad eh.
    un abrazo.
    laura

  7. Apuesto que los condores, han sentido un poco de envidia al verla a tu mamá, volando feliz.
    Debo admitir que me la figuré en un primer plano, a tu madre sonriente, volando por los aires en tonalidades pasteles, y la vi hermosa.
    Mucha suerte para ella, y muchos saludos para vos.

  8. GENIA TU MÁ !!
    si te hacen falta + dadores avisá al mail.
    Fuerza.
    Slds.

  9. Que sensación volar! lo más parecido al sueño de volar, a un metro del piso en la ciudad, en las nubes en las montañas. Que imagen. Todo tiene que estar bien.

  10. ah!
    me sumo… soy Cero Positivo.

  11. Polina: gracias, pero podés mandarme un mail, no hay protocolo.
    Nardo: decíselo a ella!! quiere más, como el nene de Tang.
    Nt: ¡el mismo grupo que mi vieja! te aviso si necesitamos más… mañana nos dicen cuántos donantes hacen falta… m,il gracias, qué gesto buena onda.
    Dani: gracias, my friend. igual creo que a mi madre le hubiera gustado más tener una hija dramaturga.
    Lau: bien por estar sana! y muchas, muchas gracias…
    es realmente conmovedor lo que está pasando.
    Marimonia. Uno le quiso picotear el ojo, de puro envidioso. Besos y gracias.
    Rô: gracias… no encuentro la diéresis, gracias en serio.
    Ross. así es, todo va a estar bien.
    Polina again: thanks.

    che, que loco esto… muchas gracias a todos.

  12. Todo lo que me hubiera gustado decir, ya lo dijeron los otros “comentaristas”, que son tan excelentes como el autor.
    Encima ni siquiera puedo ofrecerme como donante porque hace 1 semana doné para uno de los chicos de La Luci, que tenian que operarlo de una pierna.
    Igual mando un fuerte abrazo y me anoto para la repartija de torta de chocolate, si es que la hay.
    Fuerzaaaaaa

  13. Igual que tu vieja, la capacidad para producir belleza con algo que para cualquiera de nosotros sería sólo dolor. Brindo por eso con un Margarita!!!

  14. Un nudo en la garganta. Vuelo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: