RELATOS

Viaje

In Cosas que pasan on noviembre 13, 2007 at 5:48 pm

Salimos a las ocho y media a llevar un cargamento de cosas sin nombre. C. estaba en la intimidad del desastre. ¿Buscaríamos palabras mientras tanto, mientras el auto de Ce. llegaba a 120 kilómetros por lágrima?
Ce. y J. y yo hablábamos del amor, de la soledad, de las cosas que le dan sentido a la vida. Viajábamos a la intimidad de un desastre, de vez en cuando una mano de J. se apoyaba en mi hombro y no era por accidente. Oh mis amigas y las palabras que no existen.
Mal año para no creer en dios: ¿qué haríamos frente a C.? La vida es esto que pasa entre los cuatro, tres en un auto a la noche en una ruta tocándonos el hombro una esperando entre otras cosas un mensaje.
Esto que pasa, y ellas tarareando Sting.
Llegamos a la medianoche, C. ya no lloraba y estaba en la vereda. Yo tuve la sensación de que la vida era eso: ella en la vereda, sonriendo, los brazos cruzados.
No nos quejamos de la historia, no hablamos del pasado. Ni siquiera hablamos demasiado de cómo había sido el viaje. Tampoco de qué haríamos más tarde. La vida era ese instante, el presente es un encuentro, una irrupción de sentido en el absurdo.
La intensidad, señoritas, la intensidad. Hablemos de la vida.
Volvimos esta mañana. El sol me daba en el brazo derecho y Ce. manejaba con su gorra de beisbolista, J. iba atrás, corrigiendo Diccionario para que entre a imprenta.
C. se quedó en su ciudad, no le dejamos palabras ni nada importante. La abrazamos con amor y con amor nos despidió.
Mal año para no creer en dios. Menos mal que hay otras cosas.

Anuncios
  1. Vos, en este blog, en las palabras que nos cuentan y le ponen una dirección a cualquier decepción de los sentidos. Vos, mi querido amigo, estás escribiendo instantes posibles. Eso, ahora, es lo que mejor encaja con lo que estos días puede ser la vida. Por eso también me gusta viajar con vos.

  2. no hay dios, hay tiranía en las respuestas de la vida pero demos las gracias Emanuel porque hay la dignidad de tus preguntas.
    un abrazo

  3. Cosas sin nombre, cosas de mimbre.

  4. Hay sentimientos que no tienen nombre en nustro idioma, pero a veces sí lo tienen en otros.

    Saludos
    Oyom

  5. Yo no soy buena para escribir cosas importantes. Esas que con solo leerlas te hacen sentir bien. Esas que escribís vos. Pero escribo esto para que sepas que estoy, a la distancia, desde mi metro cuadrado de vida, desde ese pedacito en el que me dejas ser parte de tu vida cada vez que te leo.
    ¡Cuanto me hubiera gustado tener amigos como vos!
    Fuerza!!! Es lo único que se me ocurre decir…

  6. “La vida era ese instante, el presente es un encuentro, una irrupción de sentido en el absurdo.”
    nunca mejor dicho, no tengo nada que decir
    el finde ya por córdoba, espero que no llueva…

  7. Creo que mi hermano, una tarde, en Neuquén, cuando todavía estudiaba para ser lo que ahora es, un médico, me dijo que el cuerpo humano contiene tanto líquido que, si se lo comprimiera a más no poder, con precisión y potencia extremas, no ocuparía más de un centímetro cuadrado. Un dadito de juego de mesa.
    Ese es el tamaño de la vida y de todo, cuando una mujer se cruza de brazos, callada, sobre el cordón de la vereda. Entonces el lenguaje sirve para nominar la parte accesoria de las cosas; a la otra no la nomina nadie.
    Entro al blog para saber cómo está tu vieja. Pero no para saber únicamente su estado de salud: entro para saber cómo está ella en tus textos, en tus letras, que son los garabatos que me hicieron conocerla. La esperanza me brota, en definitiva, cuando te leo. Y aunque tampoco crea en un carajo, apelo al silencio, esa entidad que no busca excusas. Un gran abrazo.

  8. Recuerdo eso y la sensación de que había una única certeza: viajamos en compañía sólo para dar un abrazo. El resto, como tan bien describís, son preguntas. Qué distinto que es hacérselas en compañía, y escuchar el silencio posterior mirando el mismo paisaje por la ventana.

  9. no encuentro respuestas, pero tus palabras como bien decis, la vida era ese instante…..y menos mal q hay otras cosas..al leer eso es en este ¨instante¨ un abrazo a mi dolor…gracias son palabras q llegan…

  10. gracias a todos, again.

    diego, maestro, es cierto. Gracias.

    G. qué bueno. abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: